domingo, 31 de octubre de 2010

Halloween

Las raíces de la fiesta actual se remontan al siglo VII o VI antes de Cristo, cuando los celtas, justamente el 31 de octubre, celebraban el Samhain (para ellos era el cambio de año). Samhain era el dios de la muerte, y para los celtas, el cambio de estaciones adquiría una importancia mágica.

Según la tradición en la noche del 31 de octubre las almas de los muertos regresaban a visitar hogares terrenales. Los celtas creían que en esa noche el delgado velo que separaba el mundo de los vivos y el de los muertos desaparecía. Para mantener a estos espíritus contentos y alejar los malos espíritus de sus hogares los celtas dejaban comida u ofrendas fuera de sus hogares.

Con el paso del tiempo los romanos conquistaron a los celtas, estos influenciaron enormemente el mundo céltico con sus festivales como los a la diosa romana de la cosecha, Pamona. Más adelante con la llegada de los cristianos consideraron que los celtas adoraban al diablo, aunque el diablo (visión cristiana) nunca existió en la religión céltica. Los cristianos determinaron que la manera de convertir a los celtas al cristianismo era adoptando el festival de los celtas y convertirlo en uno religioso. Así el 31 de octubre se convirtió en la víspera del día de Todos los Santos (all hallow's eve en ingles) y de aquí el nombre de Halloween.

Los celtas nunca aceptaron las tradiciones cristianas y por eso todavía están vigentes las tradiciones de esta noche de magia, brujas y fantasmas. Durante esta festividad se dice que ocurrían las siguientes actividades: se practicaba la adivinación; hadas, brujas y duendes atormentaban a las personas en el campo y los Druidas demandaban contribuciones de comida.

La celebración de Samhain continuó y en 834 D.C., el Papa Gregorio IV instituyó el día de todos los santos o de las brujas como una fiesta cristiana, esperando así eliminar El Samhain, lo cual no sucedió, y durante la reforma, el día de todos los santos fue rechazado por el protestantismo. A pesar de los muchos intentos por parte de la iglesia de destruir estas prácticas paganas aún todavía han sobrevivido.

Aunque se pueda suponer que en la actualidad todo es fiesta y niños pidiendo dulces, no todo es tan así ya que el extremo opuesto de esta celebración recae en las sectas satánicas, que ven en el día 31 de octubre como el día en que se celebra el año nuevo satánico, fecha en la cual se realizan una serie de sacrificios y misas negras debido a su creencia de que en este día la “magia” es más fuerte que en cualquier otro.

Recorriendo la historia parece ser que el día de Halloween es un día especial, de magia y de ritos ya olvidados por el hombre, donde las pequeñas separaciones entre los mundos se desvanecen y permiten que se pueda interactuar con seres que no son propios de nuestro plano existencial, o al menos eso es lo que mucha gente cree (hasta nuestros días), ¿la verdad sobre este día?, nadie lo sabe y probablemente tampoco se sabrá, pero por lo que nos dice el pasado un evento único sucede cada 31 de octubre.

1 comentario:

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento. Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos