viernes, 15 de abril de 2011

Dracula "El No Muerto"

Hace tiempo que leí esta novela, pero no había tenido el tiempo de comentarla. Sin dudas lo primero que me convenció a darle una oportunidad fue el titulo ya que soy fanático de Dracula (tanto del personaje de ficción como del príncipe Valaco), además al saber que el autor (Drace Stoker) era sobrino biznieto del gran Bram Stoker todo parecía conjugado para disfrutar de una gran novela.

La novela se sitúa 25 años después del primer libro, Quincey Harker, hijo de Jonathan y Mina Harker, pretende seguir una carrera en el teatro contra los deseos de su autoritario padre, sumido en el alcoholismo y la depresión debido a que se considera traicionado por su esposa Mina, quien no ha envejecido desde que bebió la sangre del vampiro. El doctor Jack Seward, obsesionado con dar caza a los vampiros, ha arruinado su matrimonio y se ha convertido en un adicto a la morfina, dedicándose a perseguir a los no muertos. El profesor Abraham Van Helsing, ya muy anciano, vive retirado en Ámsterdam, continuando con sus estudios sobre lo oculto manteniéndose apenas en contacto con el mundo exterior y siendo acusado de ser el mismo Jack “El Destripador”. Mientras que el heroico Arthur Holmwood, se ha encerrado sobre sí mismo, y vive deprimido y esperando la muerte, impávido y apático ante todo.

Además de los personajes ya conocidos, se han agregado un par bastante relevantes, como es el caso de la condesa Erzsébet Báthory, vampira desalmada quien ocupara el lugar de antagonista en la novela, también hace su aparición el enigmático actor Basarab quien será fundamental en el desarrollo de la misma.

Lejos del estilo gótico del Dracula original y su ambiente tenebroso y sugerente, el nuevo Dracula es una novela moderna, con mucho ritmo, un estilo muy cinematográfico, con partes cargadas de violencia y sangre pero siempre conservando una narración muy entretenida que evita despegarse del libro. Probablemente ni siquiera calza con los canones de la novela de terror, sino más bien un thriller sobrenatural. Y como era de esperarse también existe una profunda historia de amor que envuelve la novela (algo que no sucede en la original).

La comparación de estilos no resulta satisfactoria, ya que Dracula es un clásico eterno, mientras que esta novela tiene como máxima divertir, aunque a veces termina abusando de ciertos recursos, lo que resulta forzado y hasta innecesario.

Si algo hay que destacar de esta novela es su ritmo (casi como una novela de Dan Brown, pero con Dracula de protagonista), en ella conoceremos muchos detalles que quedaron inconclusos en la primera versión, además de comprender que en el primer libro se mal interpretaron muchos sucesos, por lo que nos daremos cuenta que Dracula no es un monstruo sino un “guerrero de Dios” y todo lo que hizo tenía una clara explicación. Para mí esa es una de las grandes fallas de esta obra, una segunda parte no puede contradecir completamente a la primera. Otro problema, al menos para mí, es la inclusión de elementos innecesarios, como por ejemplo la historia de Jack “el destripador”, incluir al propio Bram Stoker o terminar la novela con un viaje en el Titanic.

Sin importar los detalles, esta novela tiene más aciertos que errores, pero si se lee pensando en una secuela directa de la novela de Bram Stoker probablemente termine siendo decepcionante, pero si se lee como una novela de vampiros cualquiera la sensación es completamente distinta ya que logra entretener bastante y merece la pena completamente.

5 comentarios:

Carolina dijo...

Prestame la novela :D!
Ya leí la Septima M y voy por el de lovecraft q me prestate! no lo hemos comentado!
la historia me parece interesante, pero me intriga mcuho la antagonista *A*!
Hace tiempo que no comentaba! bueno Zuu, mucha suerte ;D!
hablamos!

Gonzalo Araya dijo...

Claro carito, cuando nos veamos se la presto... A todo esto que bueno que volvió a comentar, se le echaba de menos por aquí :P.

Saludos ^^

Anónimo dijo...

buy valium buy valium online no prescription - buy valium online no prescription canada

Anónimo dijo...

Esta blasfemia de novela es un insulto a Bram Stoker. La historia no tiene un objetivo preciso ni contexto. Es simplemente una porqueria muy hollywoodense en mi opinion.

Anónimo dijo...

Es una porquería, a quien les guste esto no conocen del buen arte.