miércoles, 17 de diciembre de 2008

Arquímedes

Hace poco leí una noticia notable, en donde se había reconstruido una maquina de más de 2000 años capaz de calcular con mucha precisión eventos astronómicos como los movimientos del sol, la luna y los planetas conocidos. El llamado "Mecanismo de Anticitera" es considerado casi un computador primitivo y su exactitud nos sigue asombrando hoy en día (como deben imaginar por el título), este artefacto fue construido por quien es considerado el más gran científico y matemático de la antigüedad, su nombre es Arquímedes y aquí dejamos su biografía.

De su biografía solo quedan datos muy relevantes (como su nacimiento, muerte y obra) y algunas anécdotas que por la inventiva de Arquímedes han quedado en la historia.

Hijo del astrónomo Fidias, quien probablemente le introdujo en las matemáticas, Arquímedes estudió en Alejandría, donde tuvo como maestro a Conón de Samos y entró en contacto con Eratóstenes. Regresó luego a Siracusa, donde se dedicó de lleno al trabajo científico.

Se cuenta que Arquímedes dedicaba absolutamente todo su tiempo a investigar y que le molestaba perder tiempo en tareas tales como bañarse. Muchas veces sus amigos y sirvientes lo metieron a la tina gritando y pataleando y cuando se daba por vencido y se dejaba bañar, usaba su cuerpo enjabonado como pizarrón para seguir pensando en el problema que lo ocupaba.

Una de las anécdotas más famosas y que dio origen al genial "Principio de Arquímedes" cuenta así: El rey Herón II de Siracusa le había dado a un orfebre una cierta cantidad de oro para que le hiciera una corona de oro puro. Cuando se la entregaron, el rey tuvo la sensación de que no era solo oro lo que había sido usado. Le planteó la duda a Arquímedes y éste se dio a la tarea de resolver el misterio. Mientras meditaba el problema se le ocurrió tomar un baño, cuando se metió a la tina que estaba llena hasta el tope, se dio cuenta de que la cantidad de agua derramada, estaba relacionada a la cantidad de su cuerpo sumergida en el agua. Con la cara iluminada por la alegría, salió de la tina y desnudo, se fue por las calles de la ciudad, gritando; Eureka! Eureka! (lo encontré! en griego). Luego -del nudismo público- Arquímedes sumergió la misma cantidad de oro puro que el rey había entregado al artesano y midió hasta dónde subía el agua; luego sumergió la corona y al medir hasta dónde subía el agua, resultó que era una altura menor. Como el volumen era igual, la única explicación era que tenían distintas masas; es decir, que la corona no era de oro puro. El orfebre confesó que había quitado oro y agregado la misma cantidad de plata.

Hay otra anécdota, sobre palancas y poleas. Arquímedes dijo alguna vez "dadme un punto de apoyo, y moveré el mundo'', refiriéndose a la palanca. Su amigo, el rey Herón, lo puso en duda. Entonces, Arquímedes pidió que en un barco pusieran la mayor cantidad posible de armamento y de gente, luego desde una silla, cómodamente sentado, sacó el barco completamente cargado al mar, usando solo un sistema de poleas. Dicen que acto seguido, Herón publicó un edicto según el cual, de ese día en adelante, todo lo que Arquímedes dijera sería considerado verdadero.

Dentro de su genial e inmortal obra podemos encontrar el famoso principio hidrostático que lleva su nombre ("Principio de Arquímedes"), su estudio sobre la cuadratura del círculo (problema sin solución en la geometría) y descubrir la relación aproximada entre la circunferencia y su diámetro, lo que hoy en día se denomina número "pi" o "π" (fundamental en la geometría).
Entre sus logro se encuentra que se anticipó al descubrimiento del cálculo integral con sus estudios acerca de las áreas y volúmenes de figuras sólidas curvadas y de áreas de figuras planas (estudios que serian retomados por figuras como Newton y Leibniz , antes de que definiera formalmente el cálculo integral), realizó un exhaustivo estudio de la espiral uniforme, conocida como espiral de Arquímedes; determinó el resultado de la serie geométrica de razón 1/4, el más antiguo del que se tiene noticia; creó un sistema numérico posicional para escribir números muy grandes; inventó una máquina para la elevación de agua, el tornillo de Arquímedes, así como la balanza que lleva su nombre además enunció la ley de la palanca (anécdota del barco).

Cuando rondaba por los 70 años, su ciudad natal, Siracusa, fue asediada por los romanos, el gran Arquímedes sin tener cargo militar alguno, se ofreció para defender la ciudad y como era de esperar de un hombre de su capacidad, lo hizo muy bien, se le atribuye la invención de la catapulta y un sistema de espejos que reflejaban y concentraban los rayos de sol con lo que lograba incendiar los barcos enemigos. Se cuenta que era suficiente ver asomar tras las murallas algún soldado con cualquier objeto que despidiera reflejos brillantes para que cundiera la alarma entre el ejército sitiador. Claramente esta situación no podía ser indefinida y en un momento de descuido de los habitantes de la ciudad, el ejército romano logro penetrar en ella y terminar así con el asedio. A pesar de las ordenes de no matar al sabio, un soldado romano termina dándole muerte probablemente por alguna discusión con este, de hecho se supone que sus últimas palabras fueron “no molestes a mis círculos”, de esta forma “el hombre de una inteligencia sobrehumana” -según Plutarco- terminaba una vida que claramente pasaría a la historia.

*Aqui les dejo el link sobre el "Mecanismo de Anticitera", reconstruido y funcionando http://www.youtube.com/watch?v=4eUibFQKJqI

6 comentarios:

Gonzalo Araya I. dijo...

Genial Arquímedes y probablemente te lo encuentres en Hidráulica si es que es aun obligatorio. A mi me gustó mucho ese ramo jaja.

Siempre es bueno conocer más detalles de estos verdaderos genios de la antigüedad (los griegos la llevaban en esa época).

Un beso de papá

kazu-ya dijo...

Gran biografía Gonzita!!
vei que lo termine leyendo!!
ya tení que venir a cuidarme!!

cuidate mucho :D!

hablamos!!

maicher dijo...

Good Blog, I think I want to find me, I will tell my other friends, on all!
aoc power leveling

Guenevere dijo...

Que entretenido, vi el video del link sobre el mecanismo de anticitera, quedé impresionada, quiero uno =P, aunque me sale más fácil buscar en Internet.
Me gustó la biografía de Arquímedes, cuando era pequeña en el colegio me contaron la historia de la tina y yo me imaginaba a un señor con una enorme barba blanca jajaja, eso de las palancas lo supe cuando grande en el colegio, no sabía lo del espiral! Un gran personaje, y su nombre pasó a la historia.

Besote, te Amo amor ^^

*Yo creo que no quería bañarse por que así son todos los hombres jajajaja.

Anónimo dijo...

esta bonito pero le faltan aportes vean si los encuentran envielos al correo keylin_27_rivera@hotmail.com
gracias

Tatiana Figueredo dijo...

holaa !
qieero sabeer qe situacion pudo resolver Arquímedes a partir de su principio ?¿

xfavor necesito una respuesta a mi email, dsd ya muchas gracias
saludos